image1.jpeg

Así fue nuestro intercambio en EEUU

image1.jpeg

Nuestro viaje comenzó un frío 18 de noviembre en el aeropuerto de Vigo. Allí nos reunimos los diez alumnos y alumnas que íbamos a emprender esta aventura hacia tierras americanas. Tuvimos un poco de tiempo para conocer a los niños y niñas de Carmelitas que nos acompañarían en nuestro viaje, nos despedimos de nuestras familias y embarcamos en nuestro primer vuelo. A nuestra llegada a Madrid, teníamos solo una hora y escasos minutos para coger un tren subterráneo que nos llevara a la terminal que nos correspondía y completar la escala. Íbamos con cierto miedo de perder el vuelo pero finalmente llegamos con tiempo de sobra y embarcamos en el vuelo transoceánico, que nos llevaría a Boston. El vuelo tuvo una duración aproximada de siete horas y media pero se nos hizo bastante ameno gracias al buen servicio de entretenimiento del avión y el estar sentados juntos. Sobrevolamos parajes como Terranova y Nueva Escocia hasta aterrizar en el aeropuerto internacional de Boston. Mientras hacíamos nuestro primer contacto en tierra contemplamos el “skyline” de la ciudad gracias a la posición privilegiada del aeropuerto. Una vez allí, nos dirigimos al tradicional control de aduanas estadounidense y tras un par de preguntas extrañas y una parada en una tienda para comprar “suministros” para el viaje, nos subimos al bus que nos llevaría al Cabo Cod. Los nervios se intensificaban a medida que llegábamos a nuestro destino final. Finalmente el conductor nos dejó en el Monomoy Regional Highschool, donde nos esperaban nuestras respectivas familias con una sonrisa de oreja a oreja.

Al día siguiente volvimos al colegio para asistir a al tour del mismo y a algunas clases. El highschool era digno de típica película americana, con clases amplias, infinitud de distintos campos destinados a deportes como el popular fútbol americano, béisbol y un gimnasio con suelo de madera y seis canastas de baloncesto. El despliegue de medios y la infraestructura del colegio era envidiable. Pero en cambio la dificultad de las clases y el temario era bastante bajo. Al final del día algunos nos reunimos en una casa e hicimos una hoguera en el jardín, para resguardarnos del gélido frío.

El tercer día nos subimos a un bus para visitar la Plimoth Plantation, lugar histórico donde llegaron los primeros puritanos a bordo provenientes de Inglaterra y fundaron lo que los americanos consideran el primer pueblo de su nación. El miércoles comenzó el primero de los tres días festivos que se dan en Estados Unidos como motivo de la celebración de Acción de Gracias. Muchos de nosotros aprovechamos para pasar tiempo junto a nuestras familias, y debido a que el termómetro había subido algunos grados, hubo gente que fue a alguna playa, que por supuesto, no tienen nada que ver con las nuestras.

El día siguiente fue un día que todos habíamos marcado en el calendario: Acción de Gracias. El día no empezó de la mejor forma posible, muchos de nosotros fuimos a ver un partido de fútbol americano al colegio, ya que era el último de la temporada. Ya nos habían avisado del frío que iba a hacer y hasta llevé una cazadora de esquiar. Pero no estábamos preparados para lo que nos esperaba en el campo. Una temperatura de -12°C y un intenso viento nos estuvo calando en los huesos durante todo el partido, y el frío inaguantable nos hizo buscar un lugar de calor, acabando de esta forma en un baño público, arrimados al secador de manos. Más tarde tuvimos la cena de Thanksgiving, todos tuvimos la oportunidad de disfrutar del tradicional pavo y coles de Bruselas, y coincidimos en lo buenos que estaban.

Los siguientes tres días fueron de estancia personal con la familia. Unos fueron a Boston, otros a Salem y otros simplemente se quedaron en el Cabo Cod aprovechando las múltiples ofertas de entretenimiento que tiene la zona. El Cabo Cod en realidad es una isla que se creó cuando se excavó el canal de nombre homónimo. Es famoso por su alto tráfico de turistas en verano y sus belleza natural. El lunes de la siguiente semana presenciamos unas clases de cocina a manos de un chef profesional de la zona, y le ayudamos a preparar el famoso Chowder y más tarde tuvimos la suerte de consumirlo. ¡Qué rico estaba todo! Más tarde tuvimos tiempo para hacer un poco de shopping en el Cape Cod Mall y conocimos a sus sociables dependientes. El próximo día fue uno de nuestros favoritos. Fuimos al Faneuil Hall y a Quincy Market en Boston. El primero fue en la antigüedad un lugar importante a nivel social que tuvo gran peso en la independencia de Estados Unidos. El Quincy Market es un lugar enorme lleno de puestos de comidas que nos engatusó al recorrer sus pasillos llenos de olores distintos y probar las distintas gastronomías que ofertaba el lugar. El miércoles visitamos el Museum of Natural History of Cape Cod. Se trataba de un museo donde nos contaron acerca de la fauna y flora de la región y más tarde disfrutamos de un agradable pero gélido paseo por unas marismas e islas situadas cerca de donde estábamos. Sacamos muchas fotos y lo disfrutamos un montón. Esta actividad fue para muchos la más divertida. Por la noche asistimos a una fiesta de despedida, nos reunimos todos los alumnos y alumnas y familias que participaron en el intercambio e intercambiamos algunas palabras de agradecimiento.

El último día fue duro. Nos levantamos muy pronto para dar el último adiós a nuestras familias y partimos hacia Boston. Allí nos dieron un tour privado y visitamos unos de los sitios más emblemáticos de la capital de Nueva Inglaterra. Más tarde nos dirigimos al aeropuerto para finalmente marcharnos de la que había sido nuestra casa durante doce días. Durante el vuelo algunos durmieron y otros usaron esas seis horas para charlar con sus amigos de cómo había sido su experiencia en Estados Unidos. Tras un control inesperado de seguridad y un vuelo de conexión, finalmente llegamos a casa. Nuestra estancia en América nos ha servido para algo que mejorar inglés. Nos ha dado nuevos amigos, hemos vivido nuevas experiencias y hemos crecido en el aspecto personal tras habernos sumergido en una cultura diferente a la nuestra. Damos gracias al colegio por organizar este viaje y ojalá, estas este tipo de actividades se sigan realizando en un futuro.

Os dejamos un video que resume nuestra estancia y que esperamos que os guste.

Manuel, Paula, Raquel, Raúl y Victor (1ºBachillerato)

Proyectos Europeos

Exchanges-2014-06-04-18-30-34.png

Travelling the world and meeting friends

This is our site to talk about our student exchange experiencies with schools in several countries