db8yiogxuaauuar.jpg

Conferencia sobre la Libertad de enseñanza

Ayer por la tarde, los profesores nos desplazamos hasta Santiago para asistir a una conferencia promovida por Escolas Católicas de Galicia sobre un tema fundamental en el ámbito educativo y para la sociedad en general. Y queremos compartirlo con vosotros, porque la libertad de enseñanza es sobre todo vuestra libertad, la libertad de las familias a elegir el tipo de educación que quieren para sus hijos.


Ese fue el tema de la ponencia de Jesús Muñoz de Priego, abogado sevillano, asesor legal de Escuelas Católicas Andalucía y experto en derecho educativo. "Análisis de la libertad de enseñanza hoy. Una libertad amenazada", fue el título de esta conferencia que abarrotó la sala 1 de la Facultad de Derecho de la Universidad de Santiago.


Muñoz de Priego comenzó exponiendo que hay tres sujetos a los que afecta la libertad de enseñanza recogida en el artículo 27 de la Constitución Española. En primer lugar, las personas físicas o jurídicas con pretensión de titularidad, es decir, aquellos que quieren crear un centro educativo. Por otra parte, las familias que tienen la libertad de elegir y, en último lugar,los profesores a los que se les reconoce la libertad de cátedra. Y exponía el abogado una cuestión que es de sentido común pero que muchas veces no caemos en ella: "Para que se pueda elegir tiene que haber diferentes ofertas. Es por tanto el ideario lo que justifica la existencia de los colegios de iniciativa social, porque elegir entre lo mismo no es elegir". 


Los conciertos educativos nacen entonces para que esta enseñanza de iniciativa social, con un ideario propio que las familias pueden elegir, no se vea condicionada por cuestiones económicas. Por lo tanto, la escuela concertada no existe para garantizar el acceso universal a la enseñanza (es decir, como muchas veces se escucha decir, porque no hay plazas suficientes en la educación pública) ni para ahorrar dinero al erario público (que aunque es cierto que las plazas de la educación concertada le salen más "económicas" a la administración, no es su razón de ser).


"La libertad de enseñanza no sólo se defiende por su fundamentación jurídica, es decir, a partir de lo recogido en la Constitución Española"' continuó exponiendo el abogado sevillano, "sino también porque, en un sistema democrático como el nuestro, es necesaria la atención a la pluralidad social". Además, la libertad de enseñanza ayuda a garantizar el cumplimiento de los fines de la educación, tal y como aparecen recogidos en documentos internacionales como el Informe Delors (1996): aprender a conocer, aprender a hacer, aprender a convivir, aprender a ser. Es decir, garantizar una educación integral, el pleno desarrollo de la personalidad de los niños y jóvenes. O como recoge Nuestro Modo Propio de Educar (NMPE) de los colegios de las Jesuitinas "educar a la entera persona".


Una libertad cuestionada

En su ponencia, Muñoz de Priego no sólo hizo una justificación de la necesaria defensa de la libertad de enseñanza, sino que también realizó un análisis de la situación actual de la misma. Apuntó que esa libertad se encuentra cuestionada por una normativa restrictiva en materias educativas, en las que no se prima la existencia de un ideario como elemento nuclear de la libertad de enseñanza. Al respecto dijo que "tienen que existir criterios para regular la admisión de alumnado , pero también alguno que favorezca y priorice el ideario, así como en la contratación del personal docente".


Esa libertad de enseñanza también se encuentra cuestionada por una práctica política reductiva por parte de la administración, "tanto por una disminución cuantitativa (cierre de unidades) como por una disminución cualitativa, es decir, por la injerencia constante de la administración que lleva, de manera sutil, hacia una "publificación" del centro concertado".


El abogado sevillano expuso además que existe un debate político y social muy sesgado donde "una mentira repetida infinidad de veces parece que acaba convirtiéndose en verdad": que si la concertada es elitista, segregadora, no gratuita, discriminadora... Y es que se le ha dado la vuelta al principio de subsidiariedad: es la sociedad quien atienda la educación de sus miembros, siendo la administración la que tiene que llegar y ayudar (incluso económicamente) allí donde la sociedad civil no alcance. Y no al revés. 


Finalmente, Muñoz de Priego, nos invitaba a generar debate social al respecto, continuar formándonos y reflexionando sobre este tema, "y no sólo los profesores, sino contando con las familias, porque el verdadero papel social lo representan los padres y madres". Nos animaba también a estar atentos a "enLibertad", una iniciativa para la libertad de enseñanza que lanzará próximamente Escuelas Católicas. 


La libertad de enseñanza no es sólo una cuestión que nos afecte a los colegios o a los profesores, sino también, y fundamentalmente, a vosotros, a las familias, que sois quienes tenéis la libertad para elegir la educación que deseáis para vuestros hijos.


Queremos, además de agradeceros que hayáis llegado hasta este punto del texto, invitaros a escuchar la entrevista que le hicieron a Jesús Muñoz de Priego en Cope Galicia ante su visita a Santiago (pincha aquí)

Noticias

Noticias.png

Lo que pasa en Miralba, noticias de la vida cotidiana del colegio

IMG_8951-2015-02-10-20-57-22.JPG

En este canal se publican las noticias de la vida cotidiana del colegio.