img_0969.JPG

Conocemos Barcelona

Los alumnos de cuarto recientemente hemos participado en una salida cultural a Barcelona. La ciudad nos maravilló desde el primer momento. Se nos puso la piel de gallina en cuanto vimos la ciudad condal desde el avión. Al aterrizar, algunos estaban mareados tras tan épica travesía. La llegada al albergue fue amena y agradable. Tras una cálida bienvenida, nos entregaron nuestro  picnic. Gracias a Menduiña y María Luisa, profesores a nuestro cargo, llegamos a Cosmocaixa a la hora prevista. Allí disfrutamos del maravilloso y espectacular mundo de las ciencias, donde tocamos, sentimos y observamos las distintas experiencias preparadas para el público. Al acabar, pateamos un rato largo para llegar a la parada de metro más cercana. Ya en la plaza de Cataluña, tuvimos la oportunidad de sentir Barcelona bajo nuestros pies con más libertad. Cuando la noche caía sobre Barcelona, comenzamos una nueva travesía hacia la "font magica" o fuente mágica, por si no quedaba claro. Subimos escalera tras escalera, tras escalera... para cumplir el desafío que Mendu nos "impuso".Consistía en contar las escaleras mientras las subías corriendo. Desde lo más alto, la vista era hermosa aunque la fuente estuviera apagada. Regresamos a duras penas a nuestro merecido descanso.

A la mañana siguiente, con nuestros ánimos restablecidos y muy cansados, empezamos el día. Nos subimos al bus para empezar la panorámica. Con nosotros subió una guía turística andaluza para mostrarnos Barcelona.¡Qué irónico!. Volvimos a visitar Montjuic y su fuente mágica que por suerte estaba funcionando, entramos en el museo, gracias a la guía, donde tuvimos la suerte de ver los frescos de San Clemente de Tahull. También disfrutamos de las vistas del estadio olímpico desde la azotea en la cual había figuras de Star Wars. Seguimos con la visita hacia el puerto de Barcelona pasando por las calles más emblemáticas. Pudimos ver las casas modernistas Milà o Pedrera como la llaman allí y la casa Batllo que tiene forma de dragón. Después de comer, nos dirigimos hacía la Sagrada Familia, una basílica "bien bonita" y sin terminar (no habrán tenido tiempo ni ná). Disfrutamos de la inmensidad de la obra arquitectónica del genio Gaudí. Para nosotros ya era suficientemente grande pero nuestro colega y artista ,adelantado a su tiempo, había planeado una torre de 172 metros de esplendor. Realizamos actividades con Rossana, nuestra guía, que nos facilitó unas tabletas. Al entrar, descubrimos un mundo de luces, sombras, formas, colores...¡y granito gallego! Retornamos al albergue y tras un referéndum, decidimos dar un paseo nocturno por las iluminadas calles de la ciudad.

El último día, con mucho pesar y ampollas en los pies, madrugamos para comenzar un nuevo día. Fuimos al acuario, allí observamos distintas especies de peces. Después de esa experiencia submarina y Ramblas arriba, volvimos al albergue por última vez. Cogimos el avión y vimos como esa gran ciudad se alejaba de nuestros cuerpos y se acercaba nuestro hermoso Vigo, que nos recibió con lluvia, ¡qué raro! .

Damos gracias al colegio y a nuestros profesores por brindarnos la oportunidad de tener un tiempo de convivencia y aprendizaje. ¡No olvidaremos jamás esta experiencia!

Lidia Álvarez Vázquez (4ºA ESO)

4º de ESO

El canal de tercero de ESO