dsc02604.JPG

Primeras Confesiones en la Parroquia

Acompañados de sus familias se acercaron por primera vez al sacramento de la Reconciliación, sintiendo que Dios es un Padre Bueno que está siempre dispuesto a perdonarnos.

El grupo de niños que este año harán la Primera Comunión y que se están participando en la Catequesis Familiar del colegio dejaron ayer por la tarde los uniformes en casa. Y es que esa tarde iba a ser diferente, especial. Tras ya más de año y medio de estar conociendo junto a sus padres más en profundidad a Jesús, recibieron el Sacramento de la Penitencia. Al terminar la primera hora de la tarde, niños, familias y catequesistas fuimos juntos hasta la Parroquia del Carmen, donde tuvo lugar esta sencilla celebración, con la que hacer presente el perdón de Dios.

La lectura del Evangelio en el que Jesús cuenta a sus discípulos la parábola de la oveja perdida y el visionado de un vídeo sobre la misma, así como las palabras del sacerdote contribuyeron a profundizar más en cómo es Dios, que siempre nos busca, cuida y está dispuesto a acogernos con Amor, especialmente cuando más nos alejamos de Él.

A continuación, uno por uno, los padres presentaron a sus hijos a alguno de los sacerdotes de la parroquia que participaron en esta celebración. Como primeros catequistas de sus hijos que son y tras haberse comprometido en su formación cristiana en el bautismo, les acompañaron en este segundo sacramento que reciben. Luego, ya los niños solos en la confesión individual continuaron abriendo sus corazones a Dios, ante la mediación del sacerdote, manifestando sus errores y sus propósitos de cambio en su deseo de parecerse cada vez más a Jesús. 

Un paso más en este camino de la catequesis familiar, que tendrá otro momento destacado en un par de meses, cuando los niños se acerquen por primera vez a recibir la Comunión. Este año, las celebraciones también tendrán lugar en la Parroquia. 

Acción Evangelizadora

miralba_icon_logo.png

Al encuentro con Jesús

dscf6659.jpg