logocanonizacion.jpg

Ayudando a crecer desde 1957

Las primeras Hijas de Jesús llegaron a Vigo en 1956 y se instalaron en un chalet situado en la calle Regueiro, que acondicionaron para desarrollar su labor educativa, la cual se iniciaría al año siguiente con la puesta en marcha del colegio, la escuela de Magisterio y el internado. Este chalet recibió el nombre de Miralba, por las vistas al monte Alba, nombre que adoptaría el colegio. El chalet sigue en el recinto del colegio y se sigue utilizando para labores educativas.

El crecimiento del número de alumnos hizo necesaria una nueva construcción. El edificio de Gran Vía comenzó sus obras en 1960, y sería ampliado posteriormente.

En el curso 1974-1975 la escuela de Magisterio fue transferida a la diócesis de Tuy-Vigo.

También se fundó el colegio de Hijas de Jesús en Barreiro, hasta su fusión con Miralba a partir del curso 2000-2001, en el que se estableció el concierto pleno. Desde entonces, el nombre del colegio es Miralba-Hijas de Jesús.

En el año 2007 el colegio celebró su cincuentenario bajo el lema: 50 años ayudando a crecer. En dicho curso la labor educativa que el colegio y las Hijas de Jesús desarrollan en la ciudad fue reconocida con el galardón de Vigués Distinguido. 

En la actualidad el colegio cuenta con tres líneas desde Educación Infantil hasta Educación Secundaria y dos en Bachillerato. El centro se caracteriza por su compromiso con la sociedad y su adaptación a los nuevos tiempos, lo que se traduce en una renovación pedagógica constante, introducción de nuevas tecnologías y metodologías cooperativas en el trabajo de aula, apuesta por la enseñanza práctica del inglés desde los 3 años… y todo ello desde la siempre actual inspiración carismática de la Madre Cándida.